CEIP TORREVIEJA
Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo

LA PEDICULOSIS


Medidas en caso de estar infestado:

Avisar al colegio en caso de detectar la presencia de piojos. Se puede acudir al Pediatra o preguntar al Farmacéutico para que os asesoren sobre que producto usar. Es preciso seguir escrupulosamente las instrucciones de uso del producto, realizar con especial cuidado el tratamiento y tomar las medidas correspondientes.

También es muy importante revisar la cabeza de todas las personas que vivan en la casa por si hay más afectadas, en cuyo caso también deberán seguir el tratamiento. No intercambiar peines, gorros, toallas u otras prendas de riesgo con otras personas. Las ropas hay que lavarlas en agua caliente y plancharlas con vapor, sin olvidar toallas, sábanas, almohadas y otras prendas que se hayan expuesto al contagio. Las ropas

y cosas que no puedan calentarse se pueden lavar normalmente y desinfectar guardándolas en bolsas de plástico cerradas durante unos 10 días.

Si los objetos se puedan mojar (peines, adornos del pelo, etc.), sumergirlos en vinagre puro o loción insecticida unos 15 minutos. Si no pueden mojarse (por ejemplo cascos), limpiarlos y meterlos en bolsas de plástico cerradas herméticamente durante unos 10 días.

CÓMO PREVENIR LA REINFESTACIÓN

He aquí algunas formas sencillas de deshacerse tanto de los piojos como de sus huevos y de ayudar a prevenir posibles reinfestaciones:

  • Lavar toda la ropa de cama y de vestir que haya llevado recientemente cualquier miembro de la familia que tenga piojos con agua muy caliente (54,4 ºC o 130 ºF) y luego, si se dispone de secadora, secarla utilizando un ciclo caliente durante por lo menos 20 minutos.

  • Lavar en seco la ropa de cama, los peluches y los juguetes de felpa que no se puedan lavar con agua y jabón. O guardarlos en bolsas herméticas durante dos semanas.

  • Pasar la aspiradora por todas las alfombras y moquetas, así como por los muebles tapizados (tanto en casa como en el coche).

  • Poner en remojo (en alcohol o un champú contra los piojos formulado médicamente) los utensilios relacionados con el cuidado del cabello, como peines, cepillos, hebillas, binchas, gomas y cintas de pelo, durante una hora. También puede lavarlos con agua caliente o simplemente tirarlos a la basura.

Puesto que los piojos se contagian fácilmente de una persona a otra en el entorno doméstico, todos los miembros de la familia infestados y sus compañeros íntimos deberían tratarse para prevenir posibles reinfestaciones.

LO QUE NO DEBE HACER

En sus esfuerzos por librarse de los piojos, hay algunas cosas que usted no debería hacer. Algunas de las cosas prohibidas en el tratamiento contra los piojos son las siguientes:

  • No le seque el cabello a su hijo utilizando un secador de pelo después de aplicarle un tratamiento comercializado para el cuero cabelludo porque algunos de estos tratamientos contienen ingredientes inflamables.

  • No utilice crema suavizante o una combinación de champú y acondicionador para el cabello antes de aplicar un tratamiento tópico contra los piojos formulado médicamente.

  • No le lave el pelo a su hijo durante uno o dos días después de utilizar un tratamiento contra los piojos formulado médicamente.

  • No utilice insecticidas nebulizables ni contrate a una empresa de control de plagas para eliminar los piojos de su casa, pues podría resultar nocivo para la salud de su familia.

  • No utilice el mismo medicamento más de tres veces seguidas en la misma persona si no parece surtir efecto. En tal caso, es posible que el pediatra recomiende cambiar de medicación.

  • No utilice simultáneamente varios productos médicamente formulados contra los piojos.

PREVENIR LOS PIOJOS

Tener piojos no es ningún signo de suciedad o falta de higiene. Estos molestos bichitos pueden atacar a niños de todas las edades y niveles socioeconómicos, independientemente de lo a menudo que se laven el pelo o se bañen.

De todos modos, usted puede ayudar a evitar posibles infestaciones (o reinfestaciones) de piojos en su hijo si adopta las siguientes precauciones:

  • Dígale a su hijo que intente evitar el contacto cabeza-cabeza con otros niños cuando esté en su centro educativo (en el gimnasio, el patio del recreo o cuando practique algún deporte) y cuando juegue en casa con sus amigos.

  • Dígale a su hijo que no comparta peines, cepillos, gorros, bufandas, pañuelos, cintas, hebillas, clips, toallas, cascos u otros artículos de uso o aseo personal con otras personas, independientemente de que tengan o no piojos.

  • Dígale a su hijo que no se acueste sobre ropa de cama, almohadas ni moquetas que hayan sido utilizadas hace poco por alguien que tiene piojos.

  • Examine cada tres o cuatro días a todos los miembros de la familia que hayan tenido contacto directo con personas que tienen piojos. Y trate a aquellos en quienes detecte piojos o liendres en el cuero cabelludo.


 


Contador web
Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo